Técnicas de gestión para directivos del siglo XX
17178
post-template-default,single,single-post,postid-17178,single-format-standard,bridge-core-2.4.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-23.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Técnicas de gestión para directivos del siglo XX

La gestión empresarial evoluciona al mismo ritmo que el escenario en el que nos movemos día a día. Los negocios deben seguir el paso a todo lo que ocurre a su alrededor para no quedarse atrás, sobre todo en los avances relacionados con las técnicas de gestión que se imponen en la actualidad.

Aunque no lo parezca, no son tantas ni tan diferentes a las que históricamente se han venido aplicando en muchos sectores de la industria y el comercio.

 

Técnicas de gestión para el presente y para el futuro

Imagina que un directivo de finales del siglo XX ha despertado de un sueño profundo y se ha encontrado, de repente, en el ámbito empresarial actual. ¿sabrías explicarle lo que ha pasado mientras dormía?, ¿Podrías exponerle las técnicas de gestión que se imponen ahora?

Seguro que puedes, pero por si acaso, te voy a echar una mano. Estas son las tendencias en gestión que marcan tendencia:

  1. Que el trabajo sea una experiencia para tus colaboradores:

Si quieres retener el talento de tus colaboradores, es fundamental que crees un clima propicio para que cada uno de ellos se desenvuelva con total tranquilidad, armonía y bienestar. Vamos, haz que lo que encuentren en tu empresa sea algo único. Trabaja con cada persona y apuesta por una gestión abierta que resalte el capital humano y el liderazgo transversal.

  1. Visión de la empresa como una comunidad:

Las iniciativas individuales son importantes, sí, pero no constituyen el único camino para el éxito de una empresa. Una tendencia cada vez más recurrente es visualizar cada negocio como una pequeña comunidad de la que cada miembro sea sienta un elemento activo y con capacidad de aportar.

  1. Formación y especialización:

La formación hace rato dejó de ser una elección o una decisión temporal: ¡es una exigencia! Si logras que tus equipos de trabajo se consoliden antes de que surjan los requerimientos del mercado, habrás logrado adaptarte a la coyuntura. Ten en cuenta que los conocimientos cambian y que ningún profesional, sea del área que sea, debe permanecer estático.

  1. Impulso y promoción de líderes tecnológicos:

El Big Data, la digitalización de procesos y el uso de herramientas informáticas requieren profesionales especializados en alta tecnología. Esto quiere decir que las empresas deben contar con líderes que sean capaces de orientar los negocios hacia las metas propuestas, tanto si provienen de la misma compañía como si se les contrata específicamente para esta labor.

  1. Calendario claro pero flexible:

Recuerda este principio empresarial: no por llevar a cabo más cosas eres más productivo. Una de las técnicas de gestión que se impone en la actualidad habla de calendarios proporcionales al rendimiento de los equipos de trabajo, es decir, plazos acordes con su capacidad productiva.

 

Ahora que has sido capaz de explicar todo esto a nuestro directivo durmiente de otro tiempo, ¿Crees que puedes aplicar algo en tu negocio?, mejor date prisa; no te quedes en el siglo pasado.