Cómo aumentar tu confianza al vender
17181
post-template-default,single,single-post,postid-17181,single-format-standard,bridge-core-2.2.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-21.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Cómo aumentar tu confianza al vender

No permitas que la inseguridad te robe la oportunidad de impulsar el crecimiento de tu empresa. Para aumentar tu confianza al vender necesitas cambiar el enfoque, dejando atrás prejuicios y miedos que te mantienen estancado.

De los sentimientos más recuentes en los empresarios, destaca el miedo e inseguridad al vender, debido a la atmósfera que rodea a las ventas, históricamente cargada de energía negativa, un cierto sentimiento de incomodidad y miedo a ser insistente y molesto.

Esas barreras mentales son negativas y hacen que no se alcancen los objetivos empresariales deseados. Por eso, te voy a recomendar una serie reflexiones que te pueden ayudar:

 

Vender es humano

Las ventas no son exclusivas de empresarios. Todos somos vendedores y no necesariamente debe darse un intercambio de dinero para que se considere así, incluso, un profesor es vendedor porque busca un intercambio de atención de sus alumnos para aportarles su conocimiento. Así que es algo presente constantemente en nuestras vidas, aún sin darnos cuenta.

 

Cree en ti y en tu oferta

Tienes una empresa porque tienes algo valioso que ofrecer y quieres que otros se beneficien de ello, y como consecuencia ganarte la vida. Si no crees en ti y en valor de tu oferta ¿quién va a hacerlo? la confianza al vender inicia confiando en ti mismo.

 

Piensa en las ventas como un medio para conseguir tus metas

Cambiar la manera en que percibes el acto de venta, transformará la forma en que operas en tu negocio. Para dejar de sentir el vender como un agobio, debes cambiar el enfoque y entenderlo como un instrumento para alcanzar tus objetivos.

Vender es igual a ayudar, y lo que cobras es una retribución que permite mantener la permanencia de tu negocio y estar ahí para las demás personas que te necesiten.

 

Habitúate al rechazo

Que te digan que no, no es personal. Le están diciendo no a tu oferta, no a ti. Los “si” se consiguen en una carrera donde habrá más “no”. Tómalo de esta manera: cuando no invierten en tu servicio o producto, ellos son quienes están perdiendo una oportunidad. No dejes que las negativas te paralicen o dañen tu seguridad.

Si las negativas son demasiado constantes, pon atención al siguiente punto.

 

Deja de contarte la mentira de que eres malo para vender

No te culpes por no saber vender. Vender es una habilidad que puedes aprender, no importa si no eres extrovertido (incluso es mejor así), si bien es cierto que debes tener seguridad y lanzarte al ruedo, también es verdad que hasta una persona introvertida con la estructura mental de venta adecuada puede hacerlo con éxito.

El primer paso es querer, el segundo buscar cómo aprender y el tercero practicar lo aprendido. Es fundamental invertir en tu crecimiento empresarial, para afianzar uno de los pilares esenciales que te permitirán crecer tu negocio.

 

Repasa tus casos de éxito

Aumenta tu confianza, recordando lo importante que fue para tus clientes tu oferta, tu acompañamiento, lo que consiguieron y la manera en la que se sienten ahora.

Te servirá para darte cuenta que de verdad marcaste una diferencia y que puedes volver a hacerlo frente a más personas.

Antes de buscar soluciones en estrategias y fórmulas de marketing y ventas, empieza con un trabajo interno. De lo contrario, ni la última estrategia de moda va a salvar o impulsar tu negocio.

Además de indagar a nivel interior, es imprescindible que tomes en cuenta otros factores cruciales en el proceso de conseguir más ventas, cómo atraer más y mejores clientes y empezar a ser visto como esa solución que inspirará confianza y por la que estarán felices de pagar.

Y ahora, venga… a vender¡¡