zielavanza.com | La comunicación: ¿Por qué no decimos lo que queremos decir?
16730
post-template-default,single,single-post,postid-16730,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-16.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

La comunicación: ¿Por qué no decimos lo que queremos decir?

La comunicación: ¿Por qué no decimos lo que queremos decir?

A todos nos pasa: tenemos una idea clara en la mente, pero … ahí está, en la mente. Dando vueltas y vueltas sin encontrar la forma de materializarse, de existir. Porque las ideas, si no se expresan, es como si no existieran.

Hace muchos años, acudí a un seminario sobre comunicación eficaz de las ideas. El profesor, un maduro periodista de la televisión (cuando era en banco y negro) dijo una frase que me marcó y me ha servido desde entonces. “Si tienes algo que decir, ¡vas y lo dices ¡

La comunicación es la base de todas las relaciones personales. La importancia de una buena comunicación radica en la respuesta que esperas de otra persona.

Se sabe que las personas que consiguen éxito y respeto ya sea en el campo laboral o personal, se relaciona con el hecho de que estas personas saben comunicar sus ideas y emociones. Es por esto por lo que, solo conociendo los principios de una comunicación efectiva, se puede transmitir lo que realmente se desea.

¿Cuáles son los fundamentos de una comunicación eficaz?

  1. Claridad en el mensaje. Organiza tus puntos a tratar para que sean fáciles de seguir y entender. Cuando el mensaje sea hablado mantén contacto visual con el receptor. En mensajes escritos usa una gramática correcta e información precisa
  2. Comunica puntos clave. El mensaje debe estar compuesto cuidadosamente para que el receptor perciba el mensaje tal y como es. Antes de exponer tu mensaje es importante evaluar las distintas maneras en que puede ser interpretado.
  3. Determina tu medio de comunicación. Existen varios tipos de comunicación y cada uno cuenta con su ventaja y desventaja.
  4. Retroalimentación. Se da con la respuesta del receptor al tener una reacción al mensaje del emisor. La retroalimentación te servirá para evaluar cómo puedes mejorar en la transmisión del mensaje y de esta manera poder expresar mejor tus ideas.

La comunicación eficaz permite que al relacionarte adecuadamente con otra persona puedas formar equipos, transmitir ideas, organizar actividades y construir relaciones sólidas. Una comunicación efectiva es saber decir lo que quieres.

El arte de la comunicación requiere de mucha práctica. Te recomiendo que empieces ahora mismo. Mientras más practiques, mejor lo harás, hasta que hacerlo se vuelve automático y natural.

Para empezar, cuando tengas que comunicar una idea o cualquier concepto, te sugiero evalúes lo siguiente:

¿Qué es lo que quieres comunicar?

¿Cuáles con los sentimientos que experimentas en torno a lo que quieres comunicar?

¿Por qué te es importante que el otro te escuche?

¿Qué información de ti puedes darle al otro para que entiendas de dónde viene con tu mensaje?

¿Cuál sería el resultado favorable para ti al comunicar lo que quieres comunicar?

Al contestar estas preguntas, la información que obtengas de ellas es lo que compone la comunicación eficaz.